Toma a Tierra: Asegurarse que el sistema eléctrico tenga toma a tierra y esta vaya conectada a una red que vaya a un pozo de tierra.
Voltaje: Todos los Equipos electrónicos son susceptibles a las variaciones de tensión (voltaje) / Subvoltajes o Sobretensiones. Estas son muy perjudiciales para su equipo por eso es siempre recomendable instalar el sistema con un adecuado estabilizador de voltaje, y mejor si se tiene un sistema de UPS.
Temperatura: Los equipos necesitan trabajar a determinados niveles de temperatura óptimos, para lograr un desempeño ideal del equipo además de evitar el colapso térmico de sus componentes. Es por eso muy importante escoger un lugar adecuado dentro de sus posibilidades para que los equipos estén debidamente situados y correctamente refrigerados, en un ambiente con humedad y temperatura controladas.
Reparaciones: No haga experimentos con sus equipos, lea atentamente su manual de usuario para que sepa bien como manejarlos. No permita que personas no calificadas profesionalmente o técnicamente entrenadas, manipulen incorrectamente sus equipos. Cualquier problema o duda que pueda tener con ellos contáctese con su proveedor de servicios de confianza para que lo guíe y le permita resolver sus problemas técnicos eficientemente.
Conexiones: Asegúrese de que su equipo esté correctamente instalado, es decir que sus conexiones eléctricas y de señal hayan sido realizadas correcta y profesionalmente.